Seguiu l'actualitat de la recerca a MÚSICA EN ESPAÑA EN LA EDAD MODERNA

divendres, 1 de febrer de 2008

EL PREROMANTICISME [La cultura penínsular III.1]

Francisco de Goya (1746-1828), Vol de bruixes, 1797-1798.

¡Qué noche! La oscuridad, el silencio pavoroso, interrumpido por los lamentos que se oyen en la vecina cárcel, completan la tristeza de mi corazón. El cielo también se conjura contra mi quietud, si alguna me quedara. El nublado crece. La luz de esos relámpagos..., ¡qué horrorosa! Ya truena. Cada trueno es mayor que el que le antecede, y parece producir otro más cruel. El sueño, dulce intervalo en las fatigas de los hombres, se turba. El lecho conyugal, teatro de delicias; la cuna en que se cría la esperanza de las casas; la descansada cama de los ancianos venerables; todo se inunda en llanto..., todo tiembla. No hay hombre que no se crea mortal en este instante... ¡Ay, si fuese el último de mi vida, cuán grato sería para mí! ¡Cuán horrible ahora! ¡Cuán horrible! Más lo fue el día, el triste día que fue causa de la escena en que ahora me hallo.

[…] Las dos están al caer... Ésta es la hora de cita para Lorenzo... ¡Memoria! ¡Triste memoria! ¡Cruel memoria! Más tempestades formas en mi alma que nubes en el aire. También ésta es la hora en que yo solía pisar estas mismas calles en otros tiempos muy diferentes de éstos. ¡Cuán diferentes! Desde aquélla a éstos todo ha mudado en el mundo; todo, menos yo.

¿Si será de Lorenzo aquella luz trémula y triste que descubro? Suya será. ¿Quién sino él, y en este lance, y por tal premio, saldría de su casa? Él es. El rostro pálido, flaco, sucio, barbado y temeroso; el azadón y pico que trae al hombro, el vestido lúgubre, las piernas desnudas, los pies descalzos, que pisan con turbación; todo me indica ser Lorenzo, el sepulturero del templo, aquel bulto, cuyo encuentro horrorizaría a quien le viese. Él es, sin duda; se acerca; desembózome, y le enseño mi luz. Ya llega. ¡Lorenzo! ¡Lorenzo!

José de Cadalso (1741-1782), Noches lúgubres, 1770-1771.

Luigi Boccherini (1743-1805), “Ave Marie delle parrochie”, primer moviment del Quintet amb dos violoncels en do major titulat La música nocturna dels carrers de Madrid, 1780 [G 324]. Le Concert de Nations, dir. Jordi Savall.
l
Àudio:

2 comentaris:

El drac ha dit...

Text: no tinc paraules.

Àudio: minimalista, abstracte... adequat?

Petita sorpresa. M'ha descol·locat un xic. M'alegro de recordar, un cop més, que no sóc capaç de comprendre-ho tot. A la vegada, també ho trobo trist.

Bona setmana, Louis.

El drac ha dit...

I... bé... al drac li sap greu haver marxat. Però també sap que pots dirigir sol. A la llarga, el drac només hauria estat un entrebanc. Als dracs els passa que sempre volen estar al capdavant. Això és tan bo com dolent, però si dos dracs xoquen, mal assumpte... i tenia les de perdre ;)

Gaudiu de la música.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...