Seguiu l'actualitat de la recerca a MÚSICA EN ESPAÑA EN LA EDAD MODERNA

dissabte, 12 d’abril de 2008

De la Història al Teatre

Poc menys de 200 anys després, en el marc de la postguerra espanyola, el gran dramaturg Antonio Buero Vallejo es feia seva la venjança amb Un soñador para un pueblo, en una exaltació dels ideals il·lustrats convertida en velada crítica del règim franquista. La crítica oficial convenia sobre l'obra que, si el reformisme il·lus-trat "ha tenido durante muchos años muy mala prensa", "ahora parece que la va teniendo demasiado buena". La defensa de les Llums era "más incondicional y absoluta de lo que sería deseable", fins al punt que "pueden entrar en ella las luces de la Enciclopedia" (Oh pecat!!). Estem parlant de 1958, no de 1758. La majoria dels nostres pares ja havien nascut*.
l
El punt de vista de Buero Vallejo és, naturalment, l'oposat del de la noblesa castellana del segle XVIII. Les paraules que posa en boca d'Esquilache sembla que responguin directament a les pretensions aristocràtiques que proclamava Hernán García a la Raquel de García de la Huerta. Són les dues Espanyes que s'oposen, a través dels segles...
l
ESQUILACHE:
l
[...] ¡Ya, ya sé que eran títulos de dos o tres siglos! ¡Los famosos tres siglos! Yo he remediado en el breve término de tres años los abusos en España y en América de esos tres siglos, muy gloriosos pero muy mal administrados. Es así como se ganan los títulos, ¿no? Usía debe saberlo por la historia de sus abuelos. Los gobernantes de esta hora no solemos tener abuelos tan linajudos. Somos unos advenedizos que saben trabajar y eso es imperdonable para la antigua nobleza, que ya no sabe hacerlo. (Ríe.) Usía es muy agradable, de veras: le cuesta trabajo disimular sus sentimientos y a mí me ocurre lo mismo.
l
[...] El hipócrita Esquilache tiene que mentir, pero miente mal y es detestado. No es uno de esos hombres encantadores que tienen una cara para cada persona; él sólo tiene dos y se le transparenta la verdadera... (Grave.) La verdadera es la de un hombre austero que, si entra en el juego de las dádivas y de los halagos, nada quiere para sí. La de un hombre capaz de enemistarse con toda la nobleza española si tiene que defender cualquier medida que pueda aliviar la postración de un país que agonizaba.
l
Antonio Buero Vallejo (1916-2000), Un soñador para un pueblo, 1958.
l
* José María García Escudero, "Un soñador para un pueblo", Ya, 27 de desembre de 1958.

3 comentaris:

hElena ha dit...

Havia pensat sovint en Un Soñador para un pueblo al llegir alguns algunes actualitzacions i mira! Està molt bé, hi ha dialegs realment gloriosos :)

Júlia ha dit...

Té gràcia. Sobretot Del Teatre a la història! No ho sabia, molt ben trobat!

Suposo que l'hauràs vist...
Aquí tenim el senyor Esquilache, amb una cara ben atontada, pobre. Ningú diria que hagués armat tal "jaleo".

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c4/Esquilache-2.jpg/200px-Esquilache-2.jpg

emmapetrés ha dit...

este libro me encantó. si no me equivoco era de aquellos obligatorios del bachillerato no? creo que fue el que más me gustó de los que me obligaron aquellos dos años.

cuando dais un conciertin luison??

besitazines blogueros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...